miércoles, 14 de abril de 2010

Demando a la muerte

Mientras mi querido amigo Richard luchaba entre la vida y la muerte y como les conté en mi anterior entrada, no tiene mas parientes que yo y los míos, mi querido padre también estaba caminando el ultimo estrecho de su camino. Yo la que me considero inteligente y astuta, no me quise dar cuenta, pero tampoco tuve muchas alternativas.
Mi padre vivia en Suecia y ahí también viven mis 4 hermanos, su esposa y mis 2 hijos de 25 y 30 años. En Abril 2009 fui a Suecia y estuve unos 25 días, se veía pálido, sus brazos eran huesitos, caminaba lento, pero el decía que estaba bien, que el medico le decía que estaba mejor. En agosto Richard se accidento y a la vez mi padre empezó a entrar y salir de los hospital con un pie casi engangrenado.
Papá era diabético y tenia el corazón muy mal, con 4 bypass y un marcapaso solo tenia un 20 % de capacidad cardíaca. Los riñones se le empezaron a dañar hasta tener un 12 % de capacidad. Por eso una pequeña herida en el dedo del pie se puso cada vez peor y peor hasta ponérsele totalmente negro. Cuando los médicos empezaron a hablar de que quizás tenían que cortarle el pie, lo lame por telefono como lo hacia bastante seguido y hable con el, pero el siempre decía que estaba bien, entonces yo le dije "Papi vos sabes las ganas que yo tengo de estar ahí contigo, pero Richard no tiene a nadie y me necesita porque esta muy malito y vos ahí tenes a mis hermanos, a tu esposa y hasta tus nietos para atenderte y mimarte." El con llanto en su voz, por primera y ultima ves, me dijo "No te preocupes, yo estoy bien y estoy muy orgulloso de que seas mi hija, de que seas tan solidaria y estés haciendo lo que estas haciendo por Richard."
Y se me murió el 17 de diciembre 2009, sin que lo pudiera volver a ver nunca más...

Ahora me pregunto, ¿cuanto tiempo tiene uno que compartir con alguien, cuantos momentos, risas, llantos, desayunos, meriendas, comidas, cenas, aventuras, viajes, años, meses, dias, horas, minutos, segundos... para que su ausencia no te duela...?

Te extraño papá!


Mi padre siempre decía:

- ¿Sabes que es peor que llegar a viejo?
- ¡No llegar!
Mi papá solo llego a los 65 años.

Por eso demando a la muerte, porque no tiene piedad, ni tiempo, ni justicia, porque no la entiendo y porque hagamos lo que hagamos, ante ella estamos todos totalmente desamparados.


Muchas veces nuestros seres queridos se nos van, sin que le manifestemos cuanto significan para nosotros. Vamos corriendo por la vida cotidiana, creyendo que tanto sus vidas como las nuestras, son eternas y que tenemos todo el tiempo del mundo.
Por eso hoy en día me alegro de haberle escrito a mi padre esta carta, que pueden leer aquí seguidamente, casi un año antes de su partida. Igualmente no creo haberle dicho suficientemente veces, lo mucho que lo quería...

Lunes 15 de septiembre de 2008
Carta al mejor padre del mundo...

Querido padre, te escribo para decirte lo agradecida y orgullosa que estoy de que justamente vos seas mi padre. Te quiero agradecer toda la enseñanza que me has trasmitido a través de tu vida y tu lucha.
Estaba atravesando últimamente por una crisis de identidad, ya que me sentía sin patria y totalmente sin raíces.
Durante mis 43 años, también he tenido muchos conflictos por ser como soy, he ir siempre peleando por defender mis derechos y aveces también los de los demás. Entre la crisis de identidad y mi carácter decidido, han hecho que me sintiera un poco perdida, mas bien dicho a la deriva. El sábado pasado estuve en el cine con mamá y vimos la ultima película que se ha hecho sobre la vida del Comandante Che Guevara. Entonces me vino a la memoria, todos esos años de mi infancia escuchando canciones revolucionarias, nuestras participaciones en manifestaciones gritando " El pueblo unido, jamas será vencido", me vi en los locales clandestinos donde se hacían las reuniones políticas del Frente Amplio, tu militancia y tus explicaciones. Comprendí que eso es lo que fue formando mi carácter, hizo que sea quien soy hoy en día.
Entonces de repente, mi raíces estaban claramente delante de mi. Mi raíces sos vos viejo, mi madre, vuestra lucha y nuestros próceres , "No venderé el rico patrimonio de los Orientales, al vil precio de la necesidad." "Cuando no me queden hombres para combatir, peleare con perros cimarrones." Artigas

"Prefiero morir de pie, que vivir siempre arrodillado." El Che.

Por todo esto y mucho mas, gracias papá, te adoro, tu hija Sami

















Hasta siempre Papi!

4 comentarios:

Lugareño dijo...

Siento tan enorme pérdida, Sami. Yo también perdí a mi tío (y padrino) hace menos de un año y me he sentido identificado con la mayor parte de lo que dices aquí. En cuanto al tiempoq que hay que pasar con alguien para que su ausencia no te duela... sin duda no hay respuesta, pero creo que ni siquiera todo el tiempo no parecería suficiente. El tener que decir "adiós" ya es trance, pero el que sea "definitivo" o "para siempre", es algo demasiado duro. Sin duda, para mí es ésta la parte más fea del amor, porque cuanto más quieres a una persona más te duele el tiempo que pasas sin ella. Pero más triste sería una vida vacía de amor. De manera que (aunque nos duela la pérdida de un ser querido) el tiempo que hemos compartido con esa persona (por efímero que haya sido) y lo mucho que la hemos querido es lo que da sentido a nuestra vida. Un abrazo.

sami, la recompensa es el doble de lo que se da... dijo...

Gracias Lugareño!
Igualmente lo que busco, es superar y entender la muerte...

Busco que los que puedan, me pongan su comentario, de como superan ellos este tema!

Una abrazo de osa

Loco dijo...

La pérdida de tus padres es la peor etapa que te prepara la vida. Quieres que sea cuanto más tarde mejor. Nunca nos preparan para ello.

Un beso.

sami, la recompensa es el doble de lo que se da... dijo...

Gracias Loco, por tus palabras. No se me pasa la tristeza y la nostalgia que la muerte de mi padre me causa, pero creo que en el fondo no quiero que se me pase... Tengo miedo, de que un día, ya no me duela...

Un abrazo de osa