martes, 27 de abril de 2010

Por lo visto no puedo salvar a todo el mundo...

Otra vez me gano la muerte y me llevo a mi preciosa "Guapa" una perra Mastin Napolitana que ya salve una ves anteriormente de una vida de martirio y con varias enfermedades que le trate. Me ha dejado un enorme vació en el alma y en mi hogar. Nadie puede mirarte como lo hace una Mastin Napolitana, con esa mirada tan tierna y de plena humildad, color canela...

Guapa, siempre estarás conmigo, como a ti te gustaba!

Otra vez demando a la muerte, porque no la entiendo!
Por favor si alguien tiene una buena explicación, ponme un comentario!

4 comentarios:

Ŧirєηzє ♥ dijo...

Hola Sami...
llego a este post..emocionada...muy emocionada de leer el post anterior...y las palabras que dedicas a tu padre...
y ahora me encuentro esto...
yo tamvien tengo un perro...tambien esta enfermito...aunke tenemos esperanza de que podamos salvarlo unos cuantos años ams...
es un labrador hermosisimo...
entiendo eso de las miradas color canela de un perro...
por todo ello entiendo tu dolor...

solo puedo desde la distancia enviarte un abrazo...
mas nada puedo hacer...

un abrazo sami

sami, la recompensa es el doble de lo que se da... dijo...

Gracias Ŧirєηzє ♥, por tu abrazo virtual, esos abrazos llenan el alma de calor.

Te mando un abrazo de osa cariñosa

tulipan dijo...

Oh, me emocionado muchísimo al leer este blog. Me parece una persona estupenda, mas de uno debería de seguir su ejemplo. Yo teambien tengo tres perros, y no se que haría sin ellos. Siempre que veo uno por la calle soy incapaz de seguir, siempre tengo que parar. Me hacen sentir bien y mejor persona.

sami, la recompensa es el doble de lo que se da... dijo...

Gracias Tulipan por tu visita y tus palabras. Siempre recompensa ser bueno y generoso con todos los seres vivos.Un abrazo de osa, Sami